7 CLAVES PARA AUMENTAR TU VELOCIDAD DE MANOS

CLAVE 2: MANTÉN SIEMPRE TU ESTADO DE RELAX

La mayorí­a de los ejecutantes novatos que veo, cuando intentan tocar a gran velocidad se ponen muy tensos. Debes saber que VELOCIDAD y TENSIÓN están divorciados. Cuando ves a tu baterí­a favorito tocar esas frases tan rápidas… ¿lo notas tenso y rígido?

La tensión bloquea un movimiento ágil y fluido, y además agota la energía que dispones para ejecutar ese movimiento a toda velocidad pero sostenido en el tiempo. Y no te olvides que el cerebro está registrando absolutamente TODOS los estados de la experiencia, con lo cual a la hora de «grabar» el movimiento, lo registrará con tensión inclui­da. Es decir, que estará «automatizando» una respuesta de tensión a nivel subconsciente cuando alcances esa velocidad… cosa que no te interesa en absoluto.

Debes erradicar la tensión de tu práctica, porque el cerebro no perdona… si te mueves con tensión, él lo grabará tal cual. Para él TODO es información válida, y la procesa como si fuesen «ceros» y «unos», absolutamente TODO son datos, tal como si fuera un ultra-computador.

No segmenta correcto de incorrecto a la hora de registrar datos. Por lo tanto NO HAGAS NI UNA REPETICION CON TENSIÓN PORQUE LAS REGISTRARÁ DE TODOS MODOS EN NUESTRA MEMORIA MUSCULAR.

¿Cuál es entonces la manera de practicar si cuando acelero llego a un punto en que aparece la tensión? Pues debes aprender a reconocerá ese umbral de trabajo, donde siempre puedas cumplir con 2 condiciones innegociables.

1. Que sea la velocidad máxima en que puedas tocar el patrón escogido de forma correcta, tal como está escrito en el papel o en tu pantalla, si lo desvirtúas o deformas, debes bajarlo de velocidad  inmediatamente.

2. Que sea la velocidad máxima en que puedes tocar el patrón escogido de forma cómoda y relajada. Si estás tenso o sientes cualquier tipo de incomodidad debes bajarlo de velocidad inmediatamente.

Te lo aclaro aún más:

1. Si puedes tocarlo rápido y correcto, pero tenso e incómodo, no sigas. Acumulas memoria muscular cargada de tensión. Luego se disparará automáticamente sin que tú la controles…malo!

2. Si puedes tocarlo rápido y muy relajado, pero desajustado e impreciso, no sigas. Acumulas memoria muscular cargada de imprecisión. Luego tu ejecución a esa velocidad será sucia y poco clara, de forma inconsciente…malo!

¡Pues el 30% final está infectado de tensión! Ese umbral final es auténtica basura: no suena agradable, ni fluido,  ni musical, y encima no estás en absoluto cómodo. Habitualmente tensamos bíceps y tríceps, o cerramos nuestro grip exageradamente creyendo ingenuamente conseguir con ello más energí­a, cuando en realidad es la manera más efectiva de vaciarnos.

Ese 30% final solo vale para satisfacer a tu ego, que te hará creer que eres capaz de tocar a esa velocidad. Pero créeme, en ese último 30% NO HAY MÚSICA, punto.

Muchos discípulos avanzados o profesionales, a veces me discuten que si Virgil Donati o Dennis Chambers o Thomas Lang o Billy Cobham tienen esa velocidad endemoniada porque están tocando al límite, y no respetan esa zona del 70%.

Pues les digo que aunque no se lo crean, y sea doloroso reconocerlo, están tocando dentro de su zona de confort, para que suene tan justo y musical. Lo que engaña a todos es que el 70% de Dennis Chambers viene a ser como el 2500% tuyo, por eso crees que va al límite pero no es así­.

Estamos hablando de artistas con una biomecánica privilegiada y no te puedes comparar… cuando lleves los millones de horas que ellos tienen encima quemando goma de pad, lo comprenderás.

Si quieres hacer una programación eficiente, comprométete a practicar hasta completar ese 70% (es decir cuando estás a punto de sentir algo de tensión) y le añades miles de repeticiones en ese modo. Esa es tu velocidad máxima de práctica, NO DE EJECUCIÓN. Y quédate tranquilo que no te estancarás con este consejo, creyendo que no crecerás si no fuerzas tu límite.

Si hoy tu 70% es 110 bpms. confí­a que dentro de un corto plazo ese 70% será 140 bpms. y así­ sucesivamente… tu velocidad aumentará pero no tu tensión. Controla tu ego y conseguirás una técnica fluida, ágil, con rápidos reflejos. El relax es tu aliado más poderoso. Me tomó varias décadas darme cuenta de un principio que multiplicó la velocidad de mis manos, y por qué no, de mis pies, y lo defino así­:

LA VELOCIDAD NO DEBO BUSCARLA ENFOCÁNDOME EN LA ACELERACIÓN, SINO EN LA RELAJACIÓN.

La consecuencia de obsesionarme con la aceleración será la tensión sostenida y la consecuencia de obsesionarme con la relajación será inevitablemente la velocidad y la agilidad creciente. Relajarse a la hora de tocar NO es fácil y tiene su arte… pero puedes reeducarte y crear un nuevo hábito.

Hay que estar alerta a cualquier síntoma de tensión, y pocos tienen esa consciencia.

TENEMOS UN CURSO PARA TI

¿PRACTICAR BATERÍA POR CRECIMIENTO O POR OCIO?

Todos practicamos y tocamos la batería, pero no todos obtenemos los mismos resultados ¿Y sabes por qué? Porque difieren nuestros modelos de práctica. Cuando alguien toca espectacularmente, el secreto NO es una pócima mágica, sino un modelo espectacular de práctica....

¿QUÉ ESTUDIAR EN MI PRÁCTICA DE BATERÍA?

Muchas veces me preguntan sobre el contenido de una sesión de práctica, porque a pesar de que le dedican tiempo, sienten que NO avanzan.
Aquí os dejamos las 4 secciones indispensables para trabajar en una práctica de batería.